Franziskaner Hefe-Weissbier Naturtrüb

Hoy vamos a hablar de la Franziskaner de trigo… (se oyen voces al fondo: ¿de la Franziskaner? ¿En 2017? ¡Pero si eso es al menos del siglo pasado! ¡Si ya todo el mundo la conoce!) …bueno, puede ser que sea una cerveza hiper-mega-conocida de trigo, pero siempre merece la pena hablar de algo que sea bueno aunque sea clásico.

Por eso le dedicamos unas líneas a esta cerveza de Múnich de color naranja amarillento, muy turbia (como suelen ser las cervezas con la levadura sin filtrar alemanas), y con una de las coronas de espuma más abundantes del mundo cervecero.

Huele a éster de plátano (lo cual es tradicional en las weizenbier bávaras), pero también se deja notar el trigo, la levadura, y un toque especiado. Sabe muy dulce -es uno de los estilos más dulces de cerveza- y afrutada, repitiendo los mismos matices que en la nariz. Y sin embargo, un leve toque ácido al final le da un perfil muy refrescante.

Vamos, que cumple los estándar del estilo a la perfección (tiene un 100 en la web de rating más famosa) y se puede encontrar en botella o lata de medio litro por poco más de un euro. ¿Qué mejor para beber y llevar en la neverita o la mochila (o tener siempre al fondo del frigorífico) que algo como esta cerveza de 5% ABV?

“Mi opinión en un Tweet:” Un bocata de pan en una lata pa’llevar. Nota: Notable.

¿Cuál es el maridaje para una cerveza estilo Stout?

Recordemos que para maridar cerveza con comida, lo ideal es conocer bien las características de ambas cosas a combinar. Como estas pautas son recomendaciones genéricas, lo importante es recordar que en las stout sobresalen los sabores a maltas tostadas, con recuerdos a regaliz, café, chocolate, etc.

Por lo tanto es habitual que las carnes asadas combinen bien, dado que ambas están bien modificadas por la acción del calor. Tradicionalmente, en Inglaterra se han maridado con ostras. Nosotros preferimos el sushi y el sashimi, pero como es mucho más sutil de sabor, sólo con las stout más suaves.

Además es un acompañamiento ideal para postres y chocolate, pero claro, eso es muy típico. Quizá sea mejor probar cosas más arriesgadas, como los pescados ahumados. O con una parrilla de vegetales, ya que enfatiza el sabor umami y equilibra el dulzor que estas tienen.

En definitiva, aunque parezca que son sólo para postres, las cervezas negras inglesas de tipo Stout quedan bien con muchos platos y comidas, siempre que sigas las normas generales de maridaje. ¡Aunque a lo mejor también quedan bien si te las saltas! ¿Cuál es tu combinación favorita?

Pronunciación de Estilos de Cerveza en Inglés

¿Estás en Londres y quieres pedir una cerveza pero no sabes cómo se pronuncia el estilo que quieres? No te preocupes, es algo que nos ha pasado a todos. Incomprensiblemente, por mucho bilingüismo que se quiera poner en las escuelas, un vocabulario tan básico como es el cervecero no se enseña ni en primaria ni en secundaria.

Y, aunque la RAE admite como opción en los extranjerismos el mantenimiento de la grafía original, pero con pronunciación a la española y acentuación gráfica según las reglas del español, esto sirve para pedir una “pale ale” (leído tal cual) en Madrid, no en Manchester.

Por ello, tanto por si quieres pedir en el extranjero, pronunciar bien las palabras según su origen, fardar de cultura cervecera o evitar que te frunzan el ceño al hablar de estilos de origen extranjero, te traemos este pequeño vocabulario con su pronunciación.

Amber Ale
/ˈæm.bər ˈeɪl/
“ambah eil”
Barley Wine
/ˈbɑː.li .waɪn/
“bahli uain”
Best Bitter
/best .bɪt.ər/
“best bitah”
Brown Ale
/.braʊn ˈeɪl/
“Braun eil”
California Common
/ˌkæl.ɪ.ˈfɔː.ni.ə ˈkɒm.ən/
“califóni-a comon”
Cream Ale
/ˌkriːm ˈeɪl/
“crim eil”
Golden Ale
/ˌɡəʊl.dən ˈeɪl/
“golden eil”
Imperial Stout
/ɪmˈpɪə.ri.əl .staʊt/
“impíri-al staut”
India Pale Ale
/ˈɪn.di.ə ˌpeɪl ˈeɪl/
“india peil eil”
IPA
/aɪ piː eɪ/
“ai pi ei”
Mild
/maɪld/
“maild”
Milk Stout
/ˈmɪlk ˌstaʊt/
“milk staut”
Old Ale
/ˌəʊld ˈeɪl/
“old eil”
Ordinary Bitter
/ˈɔː.dən.əri .bɪt.ər/
“ódineri bitah”
Pale Ale
/ˌpeɪl ˈeɪl/
“peil eil”
Porter
/ˈpɔː.tər/
“pohtah”
Pumpkin Ale
/ˈpʌmp.kɪn ˈeɪl/
“pampkin eil”
Scotch Ale
/ˌskɒtʃ ˈeɪl/
“scoch eil”
Smoked Beer
/sməʊkt ˈbɪər/
“smoukt biah”
Sour
/saʊər/
“sauah”
Special Bitter
/ˈspeʃ·əl .bɪt.ər/
“spesial bitah”
Strong Ale
/ˈstrɒŋ ˈeɪl/
“stron eil”
Wee Heavy
/wiː hev.i/
“güi jevi”
Wheat Ale
/wiːt ˈeɪl/
“güit eil”
Winter Warmer
/ˈwɪn.tər .wɔː.mər/
“güinte guomah”


Y, como regalo (ya que no es un estilo), una palabra que es igualmente problemática: Brew, se pronuncia / bruː/, o sea “bru”. Y un consejo: la ciencia ha demostrado que es verdad que lo hablarás mejor con un par de cervezas en el cuerpo. ¡De nada! (yu uelcom)

Debate: Otros Estilos Cerveceros

Una de las cosas que ha acompañado desde el comienzo el movimiento cervecero de las últimas décadas (el craft americano, el artesanal europeo, …) es el resurgimiento de estilos minoritarios regionales que estaban extintos o muy localizados.

Así, ahora se hace Wee Heavy en Estados Unidos, Gose en Barcelona, Berliner Weisse en Toledo o Braggot en León. La globalización y la moda han roto las fronteras de los estilos y cualquier cosa antes minoritaria puede hacerse en cualquier parte.

Pero no dejamos de ceñirnos a la cerveza “europea”. ¿Cuándo se van a poner de moda (aunque casi nos conformamos con “ver” o “probar”, no es necesario que sea una moda) nuevos estilos cerveceros de otras tradiciones? Queremos beber una Dolo o Ikigage (cervezas africanas con sorgo), o una Umqombothi (con maíz). O una Chicha sudamericana (también principalmente de maíz) o una Huangjiu china (a base de, como no, arroz).

Como en todo lo que expansión se refiere, el mundo WASP (white anglo-saxon protestant) con EEUU a la cabeza domina el imperio de la moda y de lo que los demás copiamos. A ver si se dan un paseo por otras culturas y descubrimos que hay mucha más cerveza además de los 150 estilos de Michael Jackson o de BJCP. ¿No os parece?

Omnipollo Noa Pecan Mud Cake

De un tiempo a esta parte, la cervecera sueca Omnipollo se ha hecho un lugar de honor entre las cerveceras VIP del panorama craft. Primero entró con buenas IPAs, y luego remató con cervezas muy innovadoras pertenecientes a varios estilos, mayormente Imperial Stouts y sours.

Su Noa Pecan Mud Cake es uno de sus buques insignia. Con un 100/99 en RateBeer, y con una auténtica legión de groupies detrás, puebla varios bares cerveceros con precios no exentos de cierta polémica. En Barcelona, por ejemplo, las medias pintas –ojo, las cañas- de esta cerveza cuestan entre 7 y 8 euros. ¿Qué la hace tan especial?

La cerveza es negra, petrolífera, densa, con una espuma ocre que se disipa con relativa rapidez. El aroma es sorprendente: cacao, bizcocho industrial, ron y vainilla a go-go. Es tan intenso que eclipsa cualquier otra nota aromática. La verdad es que nos resulta algo artificial y un poco pasado de vueltas. Para hacernos una idea... huele a Phoskitos borracho. Tiene lógica teniendo en cuenta que es una Russian Imperial Stout aromatizada (en algunas versiones con aromas artificiales, en otras con aromas naturales). La cerveza, rozando lo empalagoso, se hace dura al final (especialmente si no es la primera). El trago es alcohólico, no podemos olvidar su 11% de alcohol en volumen.

Como se puede deducir, tras la fama adquirida y su coste, la cerveza nos resultó algo decepcionante. Sí es cierto que es golosa, plena, corpulenta y deliciosa. Pero su artificialidad y empalagosidad la bajan de un olimpo que no acabamos de entender, especialmente en la puntuación de 99 que hace referencia a la adecuación al estilo. Habrá que ver la reacción de los que siempre han criticado a las cerveceras industriales por usar extractos.

“Mi opinión en un Tweet:” Es a una Russian Imperial Stout lo que un Bony a un bizcocho. Nota: Notable bajo.

The Beer Times (227)

Dominical de noticias sobre cerveza. Pulsa aquí si no te carga para leer el periódico

Te recordamos que puedes leer cosas sobre el Concurso Homebrewer, además de otros muchos enlaces sobre cervezas.

Sábado Cervecero Animado (34)

Con el estreno de un par de películas de superhéroes en las carteleras en este mes, y nuestra frikez inherente, no podíamos dejar pasar la oportunidad de juntar de nuevo nuestras aficiones en esta sección tan animada.

Por eso hoy queremos brindar por la normalización de la cultura del cómic gracias al cine con Aquaman, la Viuda Negra, Thor y, por supuesto, Batman. ¡Salud! ¡Alcemos nuestras cervezas!




De Molen Bommen & Granaten

Cuando hablamos de la gente de De Molen (aka "los molineros") pensamos casi siempre en cervezones potentes y memorables... y bueno, pues probablemente éste sea también el caso. Precisamente con este clásico de las Barley Wine, de las que matan dulcemente: Bommen & Granaten, o lo que es lo mismo, Bombas y Granadas. Destacar que hay varias versiones más de esta cerveza, envejecidas en barricas de distintos vinos, aunque la que nos ocupa hoy es la básica.

De la presentación poco vamos a hablar, la inconfundible botella de la cervecera, etiqueta B&W con la información necesaria (y completa). La cerveza presenta un opaco color ámbar rojizo, de poca espuma y carbonatación casi nula, con corona poco persistente. En cuanto a la densidad es llamativamente alta.

Llama notablemente la atención su aroma dulce a caramelo (usa maltas Caramel) y sobre todo un fuerte olor a uva pasa (similar al Pedro Ximénez) e incluso higo y mosto. También vienen aromas de frutos rojos y orejones, sutilmente cítrico tal como se deduce del uso del lúpulo Columbus. Y hablando de la lupulización, bastante baja, muy afrutada. A pesar del intenso dulzor de su sabor y su aroma, la Bommer está increíblemente bien equilibrada.

Esta “explosión” de aromas y sabores de la Bommen, hace que la bebamos despacito (como Luis Fonsi...), algo que conviene debido al alto contenido alcohólico (11,9% ABV). Y todo ello a un precio asequible, así que miel sobre hojuelas.

“Mi opinión en un Tweet:” “Killing me Sweetly” a bombazos y granadas con este birrazo, que me dejo. Nota: Notable alto.

Carta de Aromas: Lavanda

El aroma que podemos encontrar en la cerveza a lavanda y otras flores se debe principalmente al uso del lúpulo. No necesita tener un fuerte carácter lupulado para encontrarlos. Es más, los aromas florales suelen ser de lúpulos de corte más clásico, que se utilizan con moderación.

Lo que importa es que esos lúpulos tengan un alto contenido en Mirceno (presente también en la marihuana o en el laurel) que se transforme en Linalol, que es lo que nos va a dar este carácter floral.

Puede recordarnos también a la albahaca u otras hierbas aromáticas como la menta. En cualquier caso, dando un toque fresco al perfil aromático de la cerveza (por ejemplo en estilos como las Lager o las Pale Ale).

Para reconocerlo, puedes rebuscar en los herbolarios o pasear en primavera por un Jardín Botánico. ¡No es tan divertido como El Jardín del Lúpulo, pero seguro que al menos es igual de educativo (si no más)!